Rosales
Rosales
Inicio
El huerto
Fotos
Aprende a cultivar rosales en el jardín, en la terraza o en una maceta.


imagen





LOS ROSALES MODERNOS
Los 3 grupos de Rosales que existen son:

1. Los Rosales Silvestres
2. Los Rosales Antiguos
3. Los Rosales Modernos
Vamos a ver ahora el tercero que es el más importante de los tres: los Rosales Modernos.
Más del 95 % de los Rosales que se plantan son Rosales Modernos. Hay 8 grupos:
- Arbustivos
- Híbridos de Té
- Floribunda
- Polyantha
- Trepadores
- Sarmentosos
- Miniatura
- Tapizantes

ARBUSTIVOS
Es un grupo muy peculiar dentro de los Modernos, más parecidos a los Rosales Antiguos.
Son arbustos grandes, la mayoría reflorecientes (que vuelven a florecer en el año, no una floración en el año y ya está). Dentro de los Arbustivos hay un buen número de variedades.
Se suelen utilizar como plantas aisladas en el césped (no como masa o mancha), asociado con otros arbustos no-rosales o como setos floridos.

HIBRIDO DE TE
Este es el grupo más grande, el más popular, el más plantado y el más conocido. Es el Rosal más típico.
Son arbustos bajos. Las rosas que dan son grandes y reflorecen a lo largo del año.
Hay miles de variedades. Algunas variedades están especialmente creadas para flor cortada. También hay variedades más perfumadas que otras.
Usos principales: para formar grupos de 1 sólo color, para arriates, para flor cortada,...

FLORIBUNDA
Es el segundo grupo en popularidad después de los Híbridos de Té. Las flores, a diferencia de los Híbridos de Té, son más pequeñas y están en racimos, dando mayor colorido que aquellos. También son reflorecientes. Hay muchas, muchas variedades donde buscar nuestros favoritos.
Se plantan en grupos y para hacer borduras de 1 sólo color.


POLYANTHA
Son muy parecidos a Floribunda. Arbustos compactos, muy espesos, cargados de flores pequeñas. Mismos usos.

TREPADORES
Son Rosales con unos tallos largos, que le permiten trepar por pérgolas, paredes, vallas, muros, arcos, columnas decorativas, celosías o porches.
Hay variedades de tres tipos:
- Reflorecientes y con las flores grandes.
- Reflorecientes y con las flores pequeñas, en ramilletes.
- No reflorecientes. Estos dan una sola floración al años, en primavera, pero es abundantísima, llegando a cubrir toda la trepadoras de pequeñas flores en ramilletes.

ENREDADESAS O SERMENTOSOS
Se podrían incluir dentro de los Trepadores, puesto que son muy parecidos. Tienen tallos largos y flexibles y racimos de flores pequeñas. Una única floración en el año, en verano (no son reflorecientes).

MINIATURA
Los Miniatura son Rosales pequeñitos; no pasan de 20 ó 30 centímetros de altura. Son Reflorecientes y con ramilletes de florecillas. Cada vez se están plantando más. Son realmente simpáticos.
Van muy bien en rocallas (las rocallas son composiciones de rocas y plantas), para hacer borduras, en arriates, etc. Su cultivo en macetas y jardineras es también muy extenso.

TAPIZANTES
No son demasiado conocidos aún. Se trata de Rosales rastreros, que crecen desparramados por el suelo.
Algunas variedades dan solo una floración en el año y otras son reflorecientes.
Usos: rocallas, taludes, arriates y cayendo por muros.

Aparte de estos grupos, hay 2 formas especiales de cultivar Rosales. Son las siguientes:
• Rosal en árbol
Esto no es ni más ni menos que un Híbrido de Té, un Rosal floribunda o un Rosal Miniatura que se injerta sobre un tronco de Rosal silvestre seleccionado. El Rosal silvestre se cultiva para formarlo con un tronco, y se le injerta a cierta altura (entre 0,5 y 1 m.) una yema de alguna variedad de Rosal de los tipos anteriores (Híbrido de Té, Floribunda o Miniatura).
Son muy decorativos, tanto aislados, como en grupos o alineados a cada lado de un camino. También se cultivan mucho en macetones y jardineras.
• Rosal llorón
Es una variante del anterior. Sobre un Rosal silvestre formado con un tronco, se injerta alguna variedad que tenga ramas flexibles, que cuelgan, con mazos de flores pequeñas.

Pues ya te he presentado los tipos de rosales que hay, ahora a sumergirse en el inmenso mundo de las variedades. Existen miles.


Aspectos a tener en cuenta antes de plantar rosas
1. Lo primero es comprar Rosales de calidad, que estén sano, sin raíces resecas (caso de comprarlo a "raíz desnuda") y bien formados en ramas. Elige variedades que den abundantes y bellas floraciones, más perfumadas, con mayor resistencia a enfermedades, en fin, de reconocida calidad. Ten en cuenta que en el mercado también hay a la venta variedades ciertamente mediocres.
Antes de plantar tus Rosales ten en cuenta estos puntos:
2. No plantes nunca un Rosal donde haya estado plantado otro durante más de 6 ó 7 años.

Esto ocurre porque la tierra donde ha estado ese Rosal tantos años sufre una especie de "cansancio". Este "cansancio" de la tierra, se debe a tres cosas fundamentalmente:

• Los microelementos u oligoelementos (son 7 nutrientes que las plantas toman del suelo en pequeñas cantidades, por ej. el Hierro) que quedan en el suelo después de todos esos años son muy escasos y el rosal que plantas nuevo lo acusa.
• Las raíces del Rosal viejo, ha ido excretando unas sustancias tóxicas que quedan en el suelo y perjudican a uno nuevo que se plante allí.

• A lo largo de los años, en ese suelo, se han ido acumulando hongos que pueden (y de hecho lo hacen) atacar las raíces del ejemplar recién plantado.
En resumen, no plantes ahí otra vez un rosal, a menos que cambies la tierra en una profundidad de 60-80 centímetros o la desinfectes con productos altamente tóxicos y especializados y, además , abones con microelementos.

3. Es preciso mucho sol para que el Rosal florezca abundantemente y dé flores de calidad. De todas manera, una sombra ligera, también le va bien, pero la sombra total no.
Hay variedades que toleran más sombra que otras.
4. Protege los Rosales del viento fuerte, seco o salino (este último caso si está el jardín cerca del mar).
5. Los Rosales (como la mayoría de las plantas) precisan un buen drenaje.
Esto es: que el suelo no retenga agua en exceso, que no se encharque con las lluvias o el riego. El exceso de agua en las raíces provoca que se mueran por asfixia y que se pudran. Normalmente, este problema se debe a que el suelo es arcilloso o que se está regando demasiado.
En el caso de que tu suelo tenga un mal drenaje, hay varias posibles soluciones:
Estoy preparando un artículo específico sobre "El drenaje de suelos y sus soluciones", pero te adelanto unas ideas principales:
• Echa arena y mézclala bien con tu tierra para compensar la arcilla que tiene y así airearla.
• Moldea el terreno para evitar depresiones y sitios donde se pueda acumular agua. Dar unas pendientes adecuadas es fundamental.
• Se puede instalar una red de drenaje haciendo una zanja de unos 60 cm. de profundidad y colocando en el fondo una tubería de drenaje de plástico de 5 ó 6 cm. de diámetro, con pendiente hacia un desagüe, colector o red. Sobre el tubo se echa una capa de unos 15 cm. de grava y se rellena con tierra arenosa. Ya te explicaré esto con más detalle, pero esa es la idea fundamental.
• Además, no riegues tanto y abona con bastante materia orgánica (turba, mantillo, estiércol, etc.) para esponjar y airear la tierra.
6. El Rosal no es muy exigente en suelo.
No exige un suelo especialmente rico, de una textura determinada, un pH concreto, ni nada. Ahora bien, si el suelo es fértil, con muchos nutrientes minerales y materia orgánica, tiene una textura no muy arcillosa, es profundo y además no muy calizo, vivirá maravillosamente bien (él y el 99% de las plantas). Por lo menos en lo que respecta al suelo.

USOS DE LOS ROSALES EN EL JARDÍN
Estas maravillosas plantas tienen múltiples usos en el jardín y en el hogar. Prácticamente, se pueden usar para todo. • Rosales en macizos y arriates.
• Rosales combinados con otros arbustos.
• Rosales trepadores y sarmentosos.
• Rosales para hacer setos.
• Rosales tapizantes o cubresuelos.
• Rosales en rocallas.
• Rosales como árbol de copa redondeada o llorona.
• Rosales cultivados en maceta, tanto exterior como interior.
• Rosales para flor cortada.


ROSALES EN MACIZOS Y ARRIATES
El uso más típico de los Rosales ha sido siempre el hacer grupos o masas de 1 solo color o bien, arriates pegados a un muro.
Los tradicionales para ésto son los Híbridos de Té, Floribundas y Polyanthas, debido a su capacidad para reflorecer a lo largo del año.
En general, se plantan 3 unidades por cada metro cuadrado.
Para hacer masas compactas y rellenar parterres pequeños, los Rosales Miniatura son estupendos.

ROSALES COMBINADOS CON OTROS ARBUSTOS
Se pueden plantar junto a otros arbustos perfectamente.
Los Rosales Antiguos y los Arbustivos modernos, por su gran vigor y tamaño, se parecen más a los arbustos de jardín y son mejores para ésto que Híbridos de Té o Polyanthas y Floribundas.

Algunas variedades de Rosales Antiguos y Arbustivos, tienen un bonito follaje brillante y llamativos frutos otoñales.

• ROSALES TREPADORES Y SARMENTOSOS
Con los Rosales se pueden cubrir pérgolas, arcos, muros, paredes, vallas, columnas decorativas, celosías o el porche. Es preciso disponer alambres (muros, paredes,...) o alcayatas para fijarlo al soporte. Los Sarmentosos son menos vigorosos que los Trepadores y no se hacen tan grandes.

Para FACHADAS QUE MIRAN AL NORTE, es decir, con menos luz solar, son recomendables las siguientes variedades:
Flores grandes

- 'Zephirene Drouhin' (flor color rosa)
- 'Golden Shower' (amarillo)
- 'Alberic Barbier' (amarillo)
- 'New Dawn' (rosa)
Flores pequeñas

- 'Albertine' (rosa)
- 'American Pillar' (rojo y blanco)
- 'Paulïs Scarlet' (rojo oscuro)
- 'Francoise Juranville' (rosa)
- Rosa banksiae (blanco)
- Rosa banksiae lutea (amarillo)
- Rosa banksiae 'Bobbie James' (blanco)

• ROSALES PARA HACER SETOS
Entre los Rosales Antiguos y Arbustivos hay variedades que sirven perfectamente para hacer setos informales, libres.

Se rocomiendan para setos grandes que llegan a los 2 m. especies botánicas, como Rosa hugonis, Rosa eglanteria, Rosa rugosa y otras; para setos que llegan a 1 m., están indicadas, entre otras, las variedades 'Ballerina', 'Cornelia', 'Felicia' y 'Penelope'".

• ROSALES TAPIZANTES OCUBRESUELOS.
- 'Nozomi'
- 'Bonica'
- 'Ferdy'
- 'Max Graf'
- 'Sarah Van Feet'
- 'Red Blanket'
- 'Raubriter'
- 'Snow Carpet'
Algunos variedades de Rosales Trepadores también sirven para cubrir el suelo:
- 'Alberic Barbier'
- 'Albertine'
- 'American Pillar'
- 'New Dawn'
- 'Paul's Scarlet'

PLANTAR ROSAS 'A RAÍZ DESNUDA'
Un Rosal lo puedes comprar en alguna de estas 2 presentaciones:
• Puede venir a "raíz desnuda".
Los viveros productores de Rosales, extraen las matas de la tierra con las raíces limpias, "peladas", y las ponen a la venta. Esto ocurre solo en invierno u otoño. En otra época del año no se podría hacer porque se moriría la planta.

• O bien, en una maceta de plástico o con una bolsa.

Esta presentación se puede encontrar en cualquier época del año. El rosal a "raíz desnuda" cuesta más barato que en maceta o cepellón con bolsa, pero hay más riesgos de que no agarre.

DISTANCIAS DE PLANTACIÓN

• Híbridos de Té 40-50 cm.
• Híbridos de Té para flor cortada 60-70 cm.
• Floribundas y Polyanthas 40 cm.
• Arbustivos 2 metros
• Miniaturas 25 cm.
• Trepadores 2-3 metros
• Rosales en árbol y llorones 2 metros

1. Abre un hoyo de unos 40 x 40 centímetros o más grande (siempre es bueno hacer un hoyo grandecito, para remover bien la tierra, dejarla sueltecita y airearla).
2. Antes de plantar, se recorta las raíces dañadas, rotas, aplastadas, enfermas y las muy largas a unos 25 centímetros.

3. Es recomendable sumergir las raíces 1 hora en un recipiente con unas especie de "papilla" hecha con agua y tierra, para que se pegue a las raíces desnudas y favorezca el agarre. No es obligatorio, pero da más posibilidades en el agarre.

5. Mezcla la tierra extraída del hoyo con un abono orgánico (estiércol, mantillo, turba, etc.) a razón de 1 ó 2 kilos por planta. Mézclalo bien, que se reparta homogéneamente para que no se acumulen cantidades de estiércol que en contacto con las raíces, podrían "quemarlas". Con la turba o el mantillo no hay problema de quemaduras.
6. No es aconsejable incorporar abono químico (también llamado mineral) en el momento de la plantación. Para empezar, es suficiente con el abono orgánico.
7. Introduce el Rosal en el hoyo procurando que quede el cuello de la planta a ras del suelo, no enterrado, es decir, como estaba plantado originalmente.
8. Rellena con la tierra enriquecida con el abono orgánico asentándola bien con las manos.
9. Forma una pocilla o alcorque para retener el agua del riego y da un copioso riego a tu Rosal recién plantado.

Plantar rosales comprados en maceta o con bolsa de plástico
Estos rosales tienen muy pocas marras, agarran prácticamente todos, puesto que no sufren ningún daño sus raíces. Los Rosales a "raíz desnuda" fallan a veces, aunque una plantación bien hecha reduce las marras a un pequeño porcentaje (quizás un 5-7 %, o sea que fallan 5 ó 7 por cada 100 que se planten). La ventaja de los Rosales a "raíz desnuda" es que son más baratos.

Ten cuenta estas 5 cosas antes de proceder con la plantación:
• No es recomendable plantar rosales sobre el mismo terreno donde ya hubo otro con anterioridad. Evita también plantarlos en las proximidades de un árbol por la competencia de raíces y la sombra espesa (una sombra ligera o parte del día es buena).
• Los Rosales no son plantas exigentes en cuanto a suelo. Aguanta bastante los suelos con arcilla aunque si tiene mucha cal pueden amarillear sus hojas por la falta de hierro que hay en estos suelos.
• Lo que sí quieren es un sitio con sol, pero tampoco les conviene una exposición excesiva. Lo ideal sería tener sol 5 ó 6 horas al día. Las rosas que reciben mucha radiación se marchitan rápidamente, y si la temperatura supera los 25ºC, el color de las flores tiende a palidecer.
• Epoca de plantación. Un Rosal en maceta de plástico se puede plantar en cualquier época del año, procurando evitar los momentos de más frío del invierno y los de más calor en verano.
• No plantes demasiado denso. Te recomiendo estas distancias entre rosal y rosal:

DISTANCIAS DE PLANTACIÓN

• Híbridos de Té 40-50 cm.
• Híbridos de Té para flor cortada 60-70 cm.
• Floribundas y Polyanthas 40 cm.
• Arbustivos 2 metros
• Miniaturas 25 cm.
• Trepadores 2-3 metros
• Rosales en árbol y llorones 2 metros

1. Lo primero es abrir un hoyo de unos 40 x 40 centímetros, aunque cuanto más grande mejor, no a lo justo del tamaño del cepellón. Remueve y airea bien la tierra.
2. La tierra extraída se mezcla homogéneamente con un abono orgánico (estiércol, mantillo, turba, etc.); 1 o 2 kilos por planta está bien.
3. No es aconsejable incorporar abono químico (también llamado mineral) en el momento de la plantación. Para empezar, es suficiente con el abono orgánico.
4. Introduces el cepellón en el hoyo, dejando la superficie del cepellón al nivel del suelo y rellenas con la tierra enriquecida por el abono orgánico.
5. Forma una pocilla o alcorque y riega abundantemente.
6. Si plantas un Rosal de pie alto (pequeño arbolito de copa), debes ponerle un tutor de madera para que no se venza por el viento.

CULTIVO DE ROSAS:
RIEGO
Los Rosales tienen la ventaja de que arraigan profundamente y aguantan bastante sin riego. No obstante, debes procurar abundante agua para que las floraciones sean espectaculares. Las plantas en flor siempre consumen mucha agua.
¿Cada cuánto tiempo se riegan las rosas? Pues depende de muchos factores. Por ejemplo:

• Del clima de la zona: si llueve más o menos, si hace mucho calor o es un sitio más fresco y húmedo,...

• De su situación en el jardín: si le da mucho viento se deshidrata más; si está a pleno sol consume más agua que si está en sombra.
• Del tipo de suelo: un suelo arenoso retiene menos agua y hay que regar más que en un suelo arcilloso.

• De la época del año: en primavera y verano consumen más agua que en invierno. En invierno está sin hojas (el Rosal es un arbusto de hoja caduca) y no necesita riego.

• Del tipo de Rosal: un gran Rosal Trepador
consume más agua que un Rosal Miniatura.
Por tanto, influyen tantas cosas a la hora de saber cada cuánto tiempo hay que regar, que la única manera es experimentando en cada jardín en concreto. Cada uno tiene que aprender a regar a sus plantas según sus condiciones particulares.

6 CONSEJOS SOBRE RIEGO DE ROSALES
1. Durante el primer año desde la plantación, el riego no debe descuidarse, porque todavía las raíces no son profundas.
2. En invierno, que no tiene hojas, es evidente que no necesitará ningún aporte de riego. Si está en maceta se debe regar algo para que no se resequen las raíces, pero muy poco.
3. Evita siempre el encharcamiento. Un Rosal encharcado varios días es peligrosísimo. El exceso de agua es un grave problema para la mayoría de las plantas; se pudren las raíces y mueren. Este es un error muy frecuente de los jardineros: regar demasiado. En el riego es mejor quedarse corto que pasarse he ir tanteando.
4. Es mucho mejor regar por la mañana temprano o al atardecer. No lo hagas durante las horas de mayor calor del día.
5. No mojes ni flores ni hojas puesto que favorecerías las enfermedades por hongos, el mayor problema de los Rosales. Aplica el riego al pie de la planta, con manguera, regadera o riego por goteo.
6. Los riegos que des con manguera o regadera, dalos profundos, que cale hondo el agua. Es mejor que estar continuamente regando con pequeñas cantidades. Además el riego espaciado favorece que se desarrollen potentes raíces en profundidad. Esto siempre es bueno, porque el Rosal se hace más fuerte y autosuficiente en caso de no poder o no querer regar.
Hay mucha gente que riega cada 3 días en verano, pero yo soy partidario de regar menos y acostumbrar al Rosal a poca agua.

CULTIVO DE ROSALES: ABONADO
El mejor abono que puedes usar para tus Rosales es el estiércol. Si no, echa mantillo, turba negra, guano u otros abonos orgánicos de calidad. Hoy día, hay a la venta sacos de estiércol que no huele mal y compuestos orgánicos preparados.
Cada invierno, aplica 3 kilos por metro cuadrado de estiércol bien "hecho", bien fermentado; o bien, mantillo, turba,...guano ( de este último, menos. Lee el envase). Entiérralo ligeramente con una azada, pero sin profundizar porque romperías raíces. A principios de primavera ya empezará a liberar elementos minerales para la planta.
Con este abono anual, tendrá suficiente tus Rosales para cubrir sus necesidades de nutrientes durante todo el año. No obstante, si quieres, puedes complementar el abonado orgánico con un abonado químico o mineral. El fertilizante mineral puede ser uno del tipo 15-15-15 o bien uno de lenta liberación (mejor). La dosis, para cualquiera de los dos, sería unos 60 gramos por planta y año, repartiéndolo en dos aplicaciones, una de 30 gramos en primavera y otra de 30 gramos en otoño. Hay a la venta fertilizantes especialmente formulados para Rosales.
Presta atención a posibles carencias de algún elemento nutricional (Hierro, Nitrógeno, Potasio, etc.). Es frecuente en suelos muy calizos (también llamados alcalinos, por su pH elevado -mayor de 7,5-), la carencia del elemento Hierro (Fe), ya que en este tipo de suelos escasea (la caliza provoca que el hierro se insolubilice, es decir, que no pueda disolverse en agua y , por tanto, las raíces no pueden tomarlo).

La carencia de Hierro se delata porque las hojas amarillean. Para corregirlo, lo más sencillo es aplicar al suelo Hierro mediante un tipo de abono especial llamado 'quelatos de hierro'. Pídelo así: 'quelatos de hierro'. Usa la dosis que recomienda el fabricante. Otras cosa buena que puedes hacer es corregir la alcalinidad del suelo para que se libere ese hierro, que tiene en abundancia, pero que como digo está insoluble. Para ello, es preciso acidificar dicho suelo. Hay varias maneras, pero una es incorporar cada año turba rubia (la turba puede ser negra, más conocida, o rubia), que además esponja el suelo y es muy bueno para la planta.

CAVAS Y CONTROL DE MALEZAS.-
Cavas:
Las cavas consisten en labrar el suelo con una azada de manera superficial, sin profundizar, puesto que romperíamos muchas raíces (ojo con esto). Mediante esta labor se eliminan malas hierbas, se airea el suelo y se romper la costra que se forma en la superficie del suelo. El suelo queda mullido y más suelto.

A lo largo del año se deban hacer 2 cavas como mínimo, siendo habitual 4 ó 5.

Eliminación de malas hierbas:
Las malas hierbas, aparte de eliminarlas mediante cavas, se pueden destruir también de otras formas:
- A mano
- Con desbrozadora de hilo
- Con herbicidas

Con la desbrozadora hay que tener mucho cuidado de no darle a los troncos de los Rosales por la base. He visto muchos arbustos muertos por este motivo. Esto ocurre porque al querer eliminar con la desbrozadora de hilo las malas hierbas que están pegadas a los troncos, se golpea la corteza y se producen heridas. Estas heridas cortan los vasos por donde desciende la savia (el alimento para las raíces que han producido las hojas). Si no les llega este alimento, con los meses, acaban por morir dichas raíces y por tanto, la planta. Esto se llama anillar una planta.
Con los herbicidas hay que tener mucho cuidado de que no caigan sobre las hojas del Rosal.
. Hay 2 tipos:
El herbicida a usar depende del tipo de mala hierba. Pueden ser dos:
• Hierbas anuales: nacen de semillas. Por ej.: Jaramago.
• Hierbas perennes: nacen de semillas y también a partir de otros órganos: estolones, bulbillos y rizomas. Por ej.: Grama.

Herbicidas para malas hierbas ANUALES
Puedes usar 2 tipos de herbicidas para luchar contra estas plantas:
• Glifosato u otros similares. Queman la hierba al caerle encima el producto.(Mira más abajo algunos consejos sobre el uso del Glifosato). O bien, puedes...
• Herbicidas residuales. Éstos se aplican al suelo, sobre la tierra desnuda y forman una película tóxica que cuando la tocan las malas hierbas que germinan mueren. Dos aplicaciones al año de Herbicidas residuales pueden ser suficientes para mantener un suelo limpio de malas hierbas que nacen de semilla, de las anuales. A las perennes que rebrotan a partir de rizomas, estolones o bulbillos, no les hace nada; si nacen de semillas, sí.

Herbicidas para malas hierbas PERENNES
Las malas hierbas perennes son mucho más problemáticas que las anuales. Si las arrancamos con las manos o con la azada o las rompemos con la desbrozadora, se nos quedarán muchos trozos de raíces subterráneas, estolones, rizomas, bulbillos sin eliminar y volverán a brotar. No obstante, aunque vuelvan a brotar, si cada vez que salgan vamos eliminando mediante azada o desbrozadora,se irán debilitando y cada vez saldrán menos.
Contras malas hierbas perenenes, uno de los herbicidas más usados es el Glifosato. Este es el nombre de la materia activa, las marcas con que se comercializa son varias, por ejemplo "Roundup", de la empresa Rhone-Poulenc.

Se aplica a las hojas y penetran dentro de la planta. La savia que circula (como la sangre en animales) se encarga de distribuirlo a las raíces y órganos subterráneos, que son los difíciles de eliminar, quedando TODA la planta envenenada (no sólo las hojas, que es donde cae).

Por tanto, es con estos herbicidas sistémicos con los que se pueden matar a las malas hierbas perennes (aunque tampoco es 100% eficaz).
GLIFOSATO
Por su uso tan frecuente, te doy algunos consejos en el uso del Glifosato:
• NUNCA DEBE CAER SOBRE LAS HOJAS DE LAS PLANTAS ORNAMENTALES, puesto que se quemarían. Localízalo bien sobre las malas hierbas. Hay un accesorio que se coloca en la punta de la lanza de la mochila que parece un embudo y está diseñado para localizar.

Otra forma casera es recortar la parte superior de una botella de leche de plástico y ponerla en la punta de la lanza de la mochila a modo de embudo. Así puedes tratar, por ejemplo en la base de los setos, sin que el herbicida caiga sobre ellos.
• El Glifosato es más eficaz sobre malas hierbas al poco de nacer, o sea, pequeñas. Los hierbajos grandes y los arbustillos te aconsejo arrancarlos a mano o darle con la desbrozadora y luego, nada más rebroten, un tratamiento con Glifosato.
• Hay que insistir con él en varias aplicaciones para acabar con algunas hierbas que son muy resistentes y duras.
• No apliques herbicida si se esperan lluvias al día siguiente o al otro; arrastraría gran parte del producto de las hojas y se desperdiciaría al caer al suelo.


CONSEJOS SOBRE FLOR CORTADA
• Es mejor cortar las flores por la mañana o por la tarde, una vez que se haya puesto el sol.

• Corta (o compra) capullos que empiecen a abrirse. Si prefieres sólo los capullos, corta únicamente los que presenten sus pétalos exteriores ya despegados, pues de lo contrario es posible que no lleguen a abrirse.

• Corta exactamente por encima de una hoja. El corte que tenga una inclinación grande (en bisel).

• Elimina las hojas inferiores y las espinas y pon los tallos a remojo, con agua hasta la base de las flores, por espacio de 2-3 horas. Luego pon las rosas en un jarrón muy limpio.

• El jarrón con las rosas debe estar en un sitio con buena luz pero sin sol directo.

• Añade conservador al agua o una aspirina y un poco de azúcar. Te durarán más. También durarán más si cortas al bisel un trocito de sus tallos.

• Mantén limpia el agua añadiendo un poco a diario.

Por último, comentar aquí los muchos usos que tiene los pétalos de rosa en la cocina y como no, para elaborar perfumes, tema éste muy interesante que trataré algún día. ¡Disfrútalas!

Inicio
.
imagen